la tienda

Bombachas con espíritu lunar. Un enfoque político de nuestras prendas. Conciencia Lunar.
Bombacha Lunar

Bombacha Lunar

Muchos modelos, porque cada cuerpo es un mundo.

Culot less (ajajajaj)

Culot less (ajajajaj)

Vedetina

Vedetina

Tiro largo

Tiro largo

Talles y colores

Talles y colores

Talles y colores

HISTORIA DE LANZAMIENTO

HISTORIA DE LANZAMIENTO

Luna creciente de octubre 2019, a pocos días del Encuentro de Mujeres en la Plata. Revolución en el Valle y los cuerpos. Desde mayo todos los Miércoles (M de mujer de menstruación de madres y de memoria y de Magia) hay reunión de equipo. Las hubo con frio polar y mi compañera llegaba tempranito luego de haber dejado la hija en la escuela. El primer invierno en la sierra para mi. (Sin fuego que calienta la casa y muchos fuegos que me calentaron el corazón). Los miércoles son los días que El Valle Menstrúa trabaja, piensa, se ríe, comparte la vida, crea proyectos, hace catarsis de la vida roja. Son años que sueño con este proyecto. Había descartado el sublimado por el tipo de tela y otras cosas. Cuando conocí a la Dani y me dijo con una sonrisa: “si, hagamoslas” no podía creerlo. La Diseñadora Social que hay en ella empezó a concretar todo. Qué manera de bajar a papel las ideas, líneas colores palabras y magia visual. Me fascina el trabajo artístico de mis amigas. Me invitó a entrar en el mundo de la serigrafía (un viaje de ida que siento recién empieza ejejej), en las emulsiones no toxicas, en el copiado revelado y muchos más términos que desconozco pero que iré aprendiendo con los meses. Desde los miércoles de frio pasamos a los miércoles de primavera y todo se materializó. Buscar proveedores buenos, debatir sobre la política de los talles patriarcales, el dólar galopa y mas detalles que surfeamos. Llegó la caja con las bombachas que compramos. La creatividad de Dani en el diseño, la ayuda de Sofi en los detalles y sin que yo podía imaginarlo un día llenamos la casa de bombachas colgadas en tender y una cama llena de parches. Yo el día del estampado no aporté porque transpiraba de felicidad (ponía música italiana de fondo, eso si ajajaj). Solo colgaba bombachas secas en tender ejejej. Me quería poner una bombacha arriba de otras, para probarlas todas. Sigo en shock de felicidad (casi me recuerda la felicidad de cuando salí de la costurera con una bolsa de 10 vulvas títeres ejejej). Cada una entra en shock por cosas distintas, no? ejje Proyecto en marcha y a marchar se ha dicho. A veces los sueños se hacen realidad. Hay proyectos que soñamos crezcan, que sean también productivos económicamente. Ojala sea uno de estos, pero juro que yo ya estoy llena con haber estampado la primera tanda. De la mano de Tienda Puente Lunar aprendí a comprar y vender cosas que me gustan porque admito hay una nómada comerciante en mis venas. Eso de vender y traficar es mucho más de “entregar mercadería”. En otra vida seguro viajaba con caravana a comerciar alfombras mágicas. Me pregunto quién las comprará (¡mas allá de amigas locas, no?), como será mirarse al espejo, si alguna la regalará a alguna amiga con dolores menstruales, que será de una charla intima de madre a hija mientras una se la pone, si un hermanito se la ve a su hermana mas grande. La flasheo. Si vamos a una visita médica con nuestra bombacha de la suerte. Si salimos con amigas y nos ponemos lindas, con gozo de vestirnos como nos gusta por nuestro placer y nos ponemos nuestra bombacha lunar. Prendas políticas que entran en la vida intima para revolucionar úteros, abrazar cuerpos, calentar matrices y jugar con la ropa. Bombachas que visibilizan la matriz, llamando los órganos como se merecen. Porque cada cuerpo y cada útero tienen memorias y la ropa es otra forma de piel. Presentamos 4 modelos, 5 colores y trabajo femenino artesanal. Felices y emocionadas somos Dani y yo. Gracias a las mujeres que nos regalaron su imagen y su cuerpo. Juntas forman una Mujer zarpada que se despliega humildemente y silenciosamente en sus fases y dones. Honrada de conocerlas a todas de a poco. Un poco obvio lo que voy a decir es que cada proyecto hecho con amor (lejos del amor-romántico) conlleva un proceso físico, emocional y energético. El “atrás” de lo que se ve. Cuerpos que hacen y producen quiere la sociedad. Cuerpos que sienten, que crean, que destruyen, que debaten, que no hacen sin placer, que re-crean, que piensan y que difunden es lo que queremos y sentimos nosotras en el caminar el Valle Menstrúa. ¿Y vos, quieres tener una bombacha lunar?